La Magia de la Sonrisa

La Magia de la Sonrisa

La sonrisa o “gesto de curvar suavemente la boca” utilizando la mirada para conectar con alguien, pero esconde un aspecto único detrás algo que llamo la magia de la sonrisa.

La magia de la sonrisa

La sonrisa como conexión positiva y cercana con otra persona, desde el comportamiento y la actitud que contagia con su elección.

La sonrisa como elemento fundamental de ayuda al aprendizaje en un contexto relajado, positivo, dónde las ideas pueden transitar sin obstáculos y dónde la escucha se puede activar y la comprensión, la empatía y la asimilación aparecen.

Es curioso observar que un “simple” gesto de nuestro rostro pueda sugerir y transmitir tanto en tan poco tiempo. Este gesto “pequeñito” se le da siempre valor y, muy especialmente, cuando se ausenta. Solo basta observar una reunión social dónde los interlocutores no utilizan la sonrisa. Se puede notar un ambiente plano dónde el flujo de información llega de forma incompleta ya que la escucha decrece por la situación y varias palabras se escapan del contexto de la conversación. Un rostro serio invita a la distracción. En cambio un rostro alegre, a través de la sonrisa, invita al entendimiento, a la complicidad. La falta de sonrisa puede generar errores de comunicación en el entorno social, en el entorno de vida.

La sonrisa conecta con emociones positivas como la alegría, el entusiasmo, la ilusión, la pasión. Los sentimientos también fluyen bien a través de este gesto universal. Sentimientos de todo tipo y siempre adecuados, siempre adaptativos.

Una clave de la comunicación no verbal

Se dice que la comunicación no verbal tiene mayor impacto que la comunicación verbal. Que un gesto tiene mayor fuerza que una palabra. Pues bien, dentro de este ámbito, la sonrisa es el elemento clave. Con ella irradiamos luz en nuestro rostro y envolvemos el entorno cercano a nosotros, generando atracción. De ahí que se diga que la sonrisa es mágica, que transmite sensaciones que van más allá de la realidad cotidiana. Te transporta a otra dimensión más interesante y confortable que su oposición. Todos queremos transportarnos con la sonrisa a entornos agradables, divertidos, ricos en contenidos. Todos queremos ser “sonreídos” pero para conseguirlo debemos adoptar una actitud proactiva con nuestro gesto para trasladarlo al otro e irradiarlo.

Cuando sonreímos al otro le decimos muchas cosas, entre ellas que nos gusta que comparta el espacio con nosotros. El otro lo capta y también sonríe y en ese momento los pensamientos negativos se aparcan y surge lo bueno.

Sonreímos cuando nos sentimos bien y hay, por suerte, infinidad de situaciones que nos hacen sonreír, es decir que nos hacen sentir bien.

Decíamos que la sonrisa es magia. Y lo es cuando transmite, al otro,  sensación de compañía, de decirle “no estás solo”. La sonrisa es magia social, es amistad, es colaboración, es ayuda, es comprensión, es apoyo, es muchas cosas que nos permiten avanzar, crecer, desarrollarnos como personas

Pero la sonrisa va mucho más allá del contexto social, no es condición humana como muchos piensan. La sonrisa es condición de vida, supera el ámbito de la persona (aunque es su principal referente). Una flor nos puede sonreír desde sus pétalos abiertos y su belleza exterior. Un árbol nos puede sonreír desde sus cambios de color y movimientos de sus hojas. Un animal nos puede sonreír con una acción, un movimiento, un gesto.

Al inicio de este artículo hablábamos de la sonrisa como el “gesto de curvar suavemente la boca” y nos damos cuenta que la sonrisa es mucho más que un movimiento de nuestros labios. La sonrisa es condición de vida universal, donde cualquier ser vivo puede participar de ella y transmitirla en su entorno. Es energía positiva compartida

Regalemos muchas sonrisas, son gratis y son también el motor de las buenas emociones, de las buenas vibraciones que contagia el clima que tienes a tu alrededor.

Sonríe todos los días y serás más feliz y harás más feliz a la vida. Sonríe tú junto a “una persona con una flor, debajo de un árbol y acompañado de tu perro…”

Sonríe por favor para que te saque una foto que perdure en el tiempo y se integre en todo lo demás.

Si sonríes todos los días tu aportación positiva a la vida será muy grande. Más de lo que tú te imaginas, porque no olvides que la sonrisa es pura magia

Responder

Iris Integra

Contribuimos al crecimiento de las empresas a través del desarrollo de las personas. Impulsamos la mejora continua del Know How y el modelo de negocio de las empresas, a través del desarrollo continuo del talento.

 

Carril de Los Caseros, 10
30167 La Raya, Murcia (España)
+34 968 900 327 | Teléfono
+34 968 903 930 | Fax
info@iris-integra.net

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y te mantendremos informad@ de todas nuestras novedades.